domingo, 3 de febrero de 2013

Paritaria docente 2013: SE CAEN LAS CARETAS


Acordaron la venta de espacios públicos, votaron juntos el presupuesto 2013 para la Ciudad y ahora acuerdan el salario docente. Inician las paritarias docentes en la Ciudad de Buenos Aires y en el país. La canasta familiar ronda los $7000.  El Macrismo y el Kirchnerismo acordaron mantener el salario docente por debajo de la canasta con un aumento en cuotas.



La paritaria docente se inicia en el marco de un proceso inflacionario el cual año a año licua nuestros sueldos. Si le sumamos el modo de implementación del aumento, que viene siendo en cuotas, se produce lo que en el 2012, donde el aumento de sueldo llegó en promedio a ser del 20% mientras la inflación real de un 30%.
La presidenta ya expresó que más del 20% no va a dar y que seamos razonables con lo que pedimos. Por lo que Yaski se alinea muy bien al pedir un 25% como para poder negociar y cerrar en lo que la "jefa" estipula.
Es claro que en el marco de ajustes en las tarifas energéticas, el aumento en el transporte, ABL, etc. nuestros salarios no pueden quedar afuera.
Con los dichos de la presidenta y como se ubica la Celeste, enmarcándolo en que el Pro y el Kirchnerismo votan un presupuesto que sigue recortando a la escuela pública y aumenta el subsidio a las privadas, Macri se siente bastante cómodo como para sentarse a negociar. Entonces podemos escuchar a Eduardo López pidiendo migajas y aceptando las cuotas.
Venimos atravesando hace varios años distintas políticas que ponen a la educación pública en crisis.
No solo nos encontramos con una desvalorización de nuestro trabajo con un salario inicial en un promedio de $2900 (un básico de $1800) y una canasta familiar de $7500, sino que nos encontramos día a día con el abandono cada vez mayor, con las dificultades de aprendizaje, con niños que acarrean situaciones de peligro constantemente y cada vez más profundas, aumenta la deserción escolar y destruyen los centros de formación docente como el CePA (Centro de Pedagogías de Anticipación).
Con los bajos sueldos, muy por debajo de la canasta familiar, nos vemos obligados  a trabajar 2 o más cargos, lo que lleva a un desgaste inevitable, enfermizo y ocupa el tiempo que podríamos utilizar para nuestra formación o profundización  de nuestro trabajo, las cuales deberían estar remuneradas o contempladas.
En la Capital los sindicatos que le hacen el juego al Macrismo, con ellos la UTE, disocian las negociaciones: condiciones laborales en una reunión y en otra el tema salarial. Esta división absurda avala la desvalorización de nuestro trabajo justificando los bajos sueldos
Cargamos las experiencias de los últimos años donde el Macrismo cierra grados, deroga las juntas, nos evalúa de manera mercantil y aumenta el subsidio a las empresas educativas, viendo cómo las burocracias sindicales, principalmente la Celeste, nos entregan en bandeja mostrando una careta de lucha que se desmiente sola.
Es por esto que debemos unirnos más que nunca por un aumento de sueldo que se iguale a la canasta familiar, que no sea en cuotas y que sea retroactivo a Enero. La quita del impuesto a las ganancias en los salarios. Mayor presupuesto educativo para la educación pública y quita del subsidio a las empresas educativas.
Nuestro año laboral comenzará con plenarios, asambleas o distintos tipos de consultas de cada uno de los sindicatos (y kioscos) de la capital, es importante que nos organicemos para discutir en nuestras escuelas y peleemos juntos porque ningún docente cobre por debajo de la canasta familiar.